• Vie. Ago 12th, 2022

Un intruso en mi casa…

PorAndrea Palomarez

Jun 3, 2021
Copia de buy sell rent

A lo largo de los años, han sido innumerables las denuncias que llegan a los departamentos de seguridad con la  denominada “Invasión de la propiedad privada” este es el caso de Milena López, una docente jubilada que al llegar a su vivienda la encontró “ocupada” por un joven y una mujer que alega haberla comprado. 

 

En la actualidad los fraudes o las ventas múltiples de propiedades, se han vuelto cada vez más populares, las personas inocentes, caen en la trampa de estafadores que solicitan grandes cantidades de dinero por la reventa de las mismas lo que ocasiona incomodidad a las partes afectadas. 

 

Milena, comenta que es propietaria de una casa ubicada en una urbanización privada en los Teques, Edo. Miranda, la misma había tardado 26 años en materializarse, pues el sueño de los propietarios de ver su vivienda terminada, había sido saboteado en diferentes oportunidades por constructoras fantasmas, estafas y engaños. 

 

Años más tarde, al tener su casa casi terminada, Milena, asistía de vez en cuando a supervisar su vivienda, tenía puestas rejas, ventanas, baños y algunas pertenencias dentro de la misma. Al llegar la época de pandemia, la dificultad para poder visitarla, la obligó a mantenerse alejada durante estos meses, esperando el momento idóneo para poder volver  y continuar con los arreglos pertinentes para poder mudarse. 

 

“Mi casa se encuentra en obra gris, no me había podido mudar porque aún me encontraba haciéndole arreglos, además tenía una fuerte filtración, le faltaba el piso y los servicios de gas, teléfono e internet, quería ponerle cocina e ir metiendo poco a poco los muebles, iba lento porque no tenía el dinero, pero iba.” 

 

Lamentablemente, en los últimos días Milena recibió una llamada de una vecina, la cual le indicó que su casa había sido ocupada por otra persona y que habían quitado su reja y no había certeza de que había ocurrido con sus pertenencias. 

 

“Le pedí el favor a un amigo de la familia que me llevara lo más pronto para poder saber qué había pasado, cuando llegué me di cuenta de que era verdad lo que me había dicho mi vecina, me quitaron mi reja, mis ventanas y no sé dónde están mis cosas, una cama, mi colchón…, estoy muy conmocionada con toda esta situación, llevo 26 años luchando por mi casa, he ido poco a poco acomodando y ahora esta otra persona allí” 

 

Al momento de publicación, este caso se encuentra en fiscalía con el propósito de encontrar solución a este problema y que el responsable de la presunta venta de solución a ambas partes por este inconveniente. 

 

Como el caso de Milena se han reportado varios en la localidad de los Teques, lo cual es un delito reflejado en nuestro Código Civil Venezolano en el Artículo 471-A 

en donde se determina que “Quien con el propósito de obtener para sí o para un tercero provecho ilícito, invada terreno, inmueble o bienhechuría, ajenas, incurrirá en prisión de cinco años a diez años y multa de cincuenta unidades tributarias (50 U.T.) a doscientas unidades tributarias (200 U.T.). El solo hecho de invadir, sin que se obtenga provecho, acarreará la pena anterior rebajada a criterio del juez hasta en una sexta parte.”

 

Lo más importante en estos casos, es denunciar la situación y tomar acción lo antes posible, de esa manera, podemos buscar solución al problema Si eres víctima o conoces a alguien que esté en una situación similar, invítale a qué

Redactor y Community manager en Búho Digital | andrea.potter.way@gmail.com | + Publicaciones de este autor

Andrea Palomarez. Caracas Venezuela.

Comunicadora Social Organizacional, especializada en Responsabilidad y Sostenibilidad empresarial y periodismo.
Aficionada a la fotografía, el diseño y la postproducción.