• Jue. Jul 7th, 2022

Registro Criminal: La infidelidad es el peor enemigo

PorAriadna Farías

Jul 16, 2021
Copia de buy sell rent

Las fiestas decembrinas suelen caracterizarse por ser una época llena de alegría, gozo, paz y reencuentros familiares. Algunos solo celebran Navidad otros Año Nuevo. Sin embargo, el alcohol y las malas acciones pueden arruinar, de cierto modo, los entornos familiares. Sobre todo, si hay un factor de por medio: la infidelidad.

En esta ocasión, traemos un caso característico y alarmante. Nuestro abogado especialista, nos relata una historia de una joven caraqueña quien sufrió una agresión por parte de su cuñado. Inés Gutiérrez jamás pensó que el hermano de su esposo atacaría contra su integridad física. Leonardo Torres cegado por la ira y el odio tenía una meta clara: proteger a su hermano menor cueste lo que cueste.

El día 30 de diciembre, antes de terminar el año, la reunión de la familia Torres acabaría en una discusión entre hermanos.

«Siendo aproximadamente las 11:00 p.m., me encontraba en la casa de mi suegro haciendo hallacas, ya en vísperas de Año Nuevo. Mi cuñado comenzó a tener una actitud extraña luego de tomarse unas cuantas cervezas junto a mi esposo y sus hermanos. De un momento a otro noté que me miraba extraño. Se paró molesto y lanzó la puerta de la casa», agregó Gutiérrez.

Lea también: El licor como detonante en la violencia de género

Lamentablemente, la violencia sería el factor relevante de la situación.

«Empezó a discutir con mi pareja y fue a buscar el cuchillo a la cocina. No entendía que estaba pasando, hasta que comenzó a acercarse y me agarró por el cuello. Me cortó a nivel del brazo derecho muy cerca de la muñeca y, a su vez, me lanzó una puñalada al pecho… Se volvió loco, su reacción fue extraña», continuó la mujer caraqueña madre de dos hijos.

Gracias a la ayuda de algunos de los familiares, el caso no llegó a mayores y la fémina pudo salir del lugar de los hechos.

«Verónica, esposa de mi cuñado Leonardo, junto a la ayuda de mi suegro, lograron quitármelo de encima y en lo que pude, salí corriendo. Agarré a mis hijos, quienes estaban jugando con sus primos en la terraza y encendí mi carro», culminó.

Malas decisiones

Al principio, la historia se torna un tanto confusa puesto que la agredida argumentó que no encontraba motivo alguno por el cual su cuñado tomó dicha actitud. No obstante, luego de una serie de entrevistas a los presentes, se llegó a la conclusión que el principal motivo de la discusión sería la infidelidad cometida por Inés a su esposo, misma infidelidad descubierta por Juan. Estaba decidido a abrirle los ojos a su hermano, pero no lo hizo de la manera correcta. Por lo tanto, eso traería ciertas consecuencias.

Los receptores del caso afirmaron que Leonardo cometió un delito de violencia física contra la fémina de 34 años. Intentó defender a su hermano y perdió sus principios morales. A su vez, recomendaron que, en situaciones como esta, lo indicado es buscar ayuda de un especialista antes de tomar decisiones tan drásticas e incorrectas como las de Torres.

Pese a las circunstancias, ya sean buenas o malas, lo primordial es explicar y/o expresar la situación. La violencia es inadmisible, sea en la condición que sea. Encontrar un método de maltrato para solucionar una mala acción no es razonable. Ante casos similares el primer paso es buscar asesoría legal y ayuda de expertos.

Síguenos en nuestras redes sociales:

+ Publicaciones de este autor

Contacto profesional a través de: ariadna.bolivar2014@gmail.com